MENU

Los procesos de control en Sandía Fashion: la calidad de una marca

Los procesos de control en Sandía Fashion: la calidad de una marca

En la provincia de Almería, concretamente en la localidad de El Ejido, se encuentran cientos de hectáreas de cultivos. Sandía Fashion ha ido hasta allí a conocer de primera mano el trabajo de Santiago Olivares, Ingeniero Técnico Agrícola en Semilleros Los Crespos.

Santiago trabaja con Sandía Fashion desde que comenzó su andadura hace ya 20 años. “Llevamos con la marca desde el principio, hemos trabajado juntos toda la vida”, cuenta.  

Santiago Olivares habla con orgullo de trabajar para Sandía Fashion, una marca consolidada en el mercado. En el ámbito profesional, para Semilleros Los Crespos es muy importante trabajar con la marca por el nivel comercial que tiene.

Dos hectáreas de Semilleros Los Crespos están dedicadas exclusivamente a Sandía Fashion. Entre 20 a 25 personas trabajan los cultivos siguiendo todo el proceso completo que conlleva el injerto. “Se dedican al proceso del injerto, repicado, limpieza y carga”, explica el ingeniero.

Cuando le preguntamos sobre su aportación en Sandía Fashion, lo tiene claro: “Muchos de nuestros clientes demandan esta sandía por el manejo del cultivo y el tipo de injerto que le da una mejor calidad al fruto. Este es nuestro valor añadido, el proceso de injerto en la producción para conseguir ofrecer una planta de calidad al cliente”. Explica Santiago.

Sandía Fashion cumple 20 años, años de dedicación y cuidado para ofrecer un producto de calidad, con sabor y saludable.