Tu aliado en el deporte

Es agua. 91% de agua. La sandía destaca entre las frutas por su alto componente en agua. No hay otra fruta que responda mejor a la definición de “fresca e hidratante”.

Electrolitos, potasio, vitamina B, citrulina… son algunos de los componentes clave para descubrir su importante aporte energético y reconstituyente.

Su alto contenido en agua es conocido, pero ¿sabes los beneficios que tiene para la salud a la hora de hacer deporte? Gracias a su alto contenido en electrolitros tiene un importante poder diurético que la convierten en una gran aliada para la recuperación tras la práctica deportiva.

Además, al contener potasio, es perfecta para tomar después de un esfuerzo físico, ya que ayuda a la recuperación de parte de las sales perdidas por el sudor.

La sandía ayuda a disminuir el cansancio y la fatiga. Esto se debe a que contiene vitamina B6, una vitamina que el cuerpo utiliza para sintetizar la dopamina, que es la hormona para sentirse bien. Y su contenido en magnesio ayuda en la función celular de manera que el cuerpo tiene energía todo el día.

Aquí también entra la citrulina, uno de los componentes que caracterizan a la sandía porque ella es la única fruta que lo contiene en cantidades suficientes. ¿Qué es?

Es un aminoácido no esencial, precursor metabólico de la Arginina (aminoácido esencial), que según varias investigaciones está envuelto en los procesos de disminución de la fatiga y recuperación después de la práctica deportiva, aumentando el rendimiento y acortando el tiempo la recuperación del deportista después de hacer un alto esfuerzo.

Es decir, puede mejorar el rendimiento deportivo, en primer lugar, impidiendo la acumulación de lactato en el músculo (agujetas) y, en segundo lugar, favoreciendo la eliminación del excedente del amonio procedente de la utilización energética de proteínas a través del ciclo de la urea.

En definitiva, recupera tus músculos de manera sana y natural con Sandía Fashion, disfrútala antes, durante, o tras la práctica de ejercicio físico y tus músculos te lo agradecerán.

Ahora ya sabes cómo reponerte del esfuerzo físico, hidratarte y darle a tu cuerpo el aporte reconstituyente que se merece.