¿La sandía engorda? ¡Desmontemos falsos mitos!

La sandía es una de las frutas que menos engorda y te contamos por qué. Además, vamos a resolver tus dudas sobre la mítica pregunta si la sandía engorda por la noche.

Y es que ya lo decía Kiko Veneno “todo lo que me gusta es ilegal o engorda”. Kiko, eso es porque no conoces Sandía Fashion. Y es que la sandía no engorda y te vamos contar por qué.

Además de un sabor delicioso, la sandía tiene un alto contenido de agua, nutrientes y fibra lo que la hace que sea un producto perfecto para mantenerte en tu peso ideal por su bajo índice calórico.

La sandía NO engorda y te contamos por qué

Primero, es importante tener en cuenta que la ganancia de peso se produce cuando se consume más calorías de las que se queman. Es decir, si tu ingesta calórica es mayor que tus necesidades energéticas, entonces acumularás grasa y aumentarás de peso. Por eso, siempre es importante incorporar a tu día a día ejercicio físico si tu intención es bajar de peso. Ponte en manos de profesionales para que puedan guiarte según tu forma física y edad, pero recuerda que andar siempre es una buena a opción y que subir a la oficina por las escaleras olvidándote del ascensor es una buena idea siempre.

Por lo tanto, si queremos saber si la sandía engorda, es necesario analizar su contenido calórico.

La sandía es una fruta baja en calorías, ya que contiene aproximadamente 30 calorías por cada 100 gramos. Esto significa que si comes una porción de sandía, alrededor de 300 gramos, estarás consumiendo alrededor de 90 calorías.

En comparación con otras frutas, como el plátano o la manzana, que contienen alrededor de 100 calorías por cada 100 gramos, la sandía es una opción mucho más baja en calorías.

Además, la sandía es una fruta rica en agua, lo que significa que tiene un alto contenido de líquidos y es muy hidratante. Esto es especialmente importante si estás tratando de perder peso o mantener un peso saludable, ya que mantenerse hidratado puede ayudarte a sentirte más lleno y a reducir los antojos de comida.

Otro aspecto importante a considerar es el índice glucémico de la sandía. El índice glucémico (IG) es una medida que indica la velocidad a la que los alimentos aumentan los niveles de azúcar en la sangre. Los alimentos con un alto IG pueden causar un pico de azúcar en la sangre, lo que puede provocar antojos de comida y un aumento en la ingesta calórica.

Afortunadamente, la sandía tiene un IG bajo, lo que significa que su consumo no causa un aumento significativo en los niveles de azúcar en la sangre. Esto hace que la sandía sea una opción saludable para aquellos que quieren controlar su ingesta de azúcar y evitar los antojos de comida.

Sandía Fashion tiene mucha fibra por lo que te saciará más y mantendrá el apetito a raya durante más tiempo evitando esos picoteos tan poco saludables.

Además, la sandía es rica en nutrientes importantes como la vitamina C, que es un antioxidante que ayuda a fortalecer el sistema inmunológico, y el licopeno, un compuesto que se ha relacionado con la prevención del cáncer y enfermedades del corazón. Estos nutrientes son esenciales para mantener una buena salud y bienestar general.

Tomar sandía a media mañana o para merendar es una gran elección ya que no incrementarás demasiadas calorías, te hidratará y te saciará. Y no hablamos solo de una rodaja de sandía. Ponle creatividad a la forma de comerla y descubrirás lo divertido que pueden ser las recetas de sandía. Si no eres demasiado cocinitas, te dejamos un recetario ilustrado por Palito Dominguín para que te lo descargues gratis y puedas descubrir diferentes formas de tomar sandía.

Respondemos a la mítica pregunta: ¿La sandía engorda por la noche?

Y ¿qué ocurre si la tomamos por la noche? Pues vamos a desmentir el mito que dice que sandía engorda por la noche.

La sandía no tiene reloj lo que significa que no engorda más dependiendo de la hora de ingesta.

Si que es verdad que todo lo que tomemos antes de irnos a dormir no lo quemamos igual que durante el día, pero su bajo contenido de calorías hace que lo procesemos de forma más rápida.

Sin embargo, es importante recordar que cualquier alimento puede engordar si se consume en exceso. Aunque la sandía es una fruta saludable y nutritiva, es importante consumirla con moderación y en el contexto de una dieta equilibrada y variada. No es recomendable basar tu dieta exclusivamente en sandía, ya que tu cuerpo necesita una variedad de nutrientes y alimentos para funcionar correctamente.

También es importante tener en cuenta que la forma en que consumes la sandía puede afectar su impacto en tu dieta. Por ejemplo, si consumes la sandía en forma de jugo o batido, puede ser menos saciante y puede contener más calorías agregadas (como azúcar) que la fruta entera. Por lo tanto, es recomendable consumir la sandía en su forma natural y evitar las preparaciones que añadan calorías y azúcares. Si tu finalidad es bajar de peso olvídate de incorporar nata u otros ingredientes que sumen calorías a la sandía

Además, si tienes problemas de salud específicos, no olvides hablar con un profesional de la salud para determinar la cantidad de sandía adecuada para ti.

Recuerda que la sandía es una fruta saludable y baja en calorías que puede ser una excelente opción para aquellos que buscan perder peso o mantener un peso saludable. Su alto contenido de agua y nutrientes, combinado con su bajo IG, la convierte en una opción refrescante y nutritiva.

Y es que Sandía Fashion es la mejor opción para llevar una dieta equilibrada y variada.

¿La sandía engorda? ¡Desmontemos falsos mitos!