beneficios de la sandía

10 beneficios de la sandía

Seguramente no conoces los grandes beneficios de la sandía, una fruta perfecta para toda la familia debido a los grandes nutrientes que aporta al organismo.

La sandía es una fruta deliciosa y refrescante que se puede disfrutar casi durante todo el año. Actualmente, de marzo a octubre, dependiendo de la meteorología del año, puedes disfrutar de nuestro producto garantizando siempre un cultivo natural. Y es que es un producto fresco que te acompaña en tus mejores momentos.

Pero, además de su sabor dulce, rojo y crujiente, también te ofrece una serie de beneficios para tu salud.

¿Qué beneficios tiene comer sandía?

Esta fruta es la que más cantidad de agua contiene, ya que hasta el 92% de su peso es agua. También destaca por ser diurética, tener propiedades antioxidantes, antiinflamatorias, anticancerígenas antihipertensivas y digestivas.

Ahora que conoces algunos beneficios de comer sandía ya no tendrás escusa para disfrutar de esta refrescante fruta durante casi todo el año. Porque si somos lo que comemos, queremos que comas productos saludables para que seas una persona mucho más sana.

10 beneficios de la sandía más fashion

Esta fruta es la favorita de pequeños y no tan pequeños para refrescarse durante los calurosos meses de verano. Por ello, es importante que descubras los grandes beneficios de la sandía para que a parte de disfrutar de su espectacular sabor conozcas los grandes aportes que da a tu organismo.

No pierdas detalle de los 10 beneficios principales que debes conocer.

Es una gran fuente de nutrientes

La sandía es una excelente fuente de nutrientes esenciales para tu cuerpo. Contiene numerosas vitaminas naturales:

  • Vitamina C, esencial para el sistema inmunológico y para la piel.
  • Vitamina A, importante para tu salud visual
  • Vitamina B6, que ayuda a la función metabólica
  • Contribuye como suplemento de potasio y magnesio, esenciales para un buen funcionamiento del corazón y los músculos
  • Fibra, que ayuda a mantener el sistema digestivo saludable.

Confiar en fuentes de vitaminas naturales hará que tu cuerpo asimile mejor el chute de salud que le aportamos sin necesidad, en muchos casos, de suplementos. La sandía se puede consumir a partir de los 6 meses por lo que te acompañamos durante toda tu vida.

Contiene hasta un 92% de agua

Tiene un alto contenido de agua, lo que la convierte en una excelente opción para mantener el cuerpo hidratado. De hecho, es una de las frutas más hidratantes que existen ya que aproximadamente contiene un 92% de agua.

La sandía es perfecta para prevenir la deshidratación durante los días más calurosos del verano. Te proponemos hidratar a los más pequeños de forma muy natural con zumos, en helados o en trocitos en cualquier momento.

Además, es perfecta para evitar golpes de calor en los más mayores. Ofrecerles sandía les permitirá estar hidratados de forma refrescante.

Y no nos olvidamos de los deportistas. Después de una sesión de ejercicio no te olvides de hidratarte de forma muy natural. Un zumo hará que te recuperes de la pérdida de agua durante la sesión y ayudará a los músculos a reponerse del esfuerzo.

Controla la presión arterial

Contiene citrulina que ayuda a reducir la presión arterial. Este componente se convierte en arginina en el cuerpo y a su vez produce óxido nítrico que es un vasodilatador natural que ayuda a relajar los vasos sanguíneos y reducir la presión arterial.

Si tienes problemas para mantener tu tensión en valores saludables, la sandía será un gran aliado para conseguirlo y, lo más importante, mantenerlo en el tiempo.

Es baja en caloría

Si estás tratando de mantener tu peso bajo control, la sandía es una excelente opción. A pesar de su sabor dulce, es muy baja en calorías (unas 46 calorías por plato de postre).

Además, como no tiene grasas ni colesterol es perfecta para mantener la salud del corazón. La fibra que te aporta ayudará a que te sientas más saciado y evitará ese picoteo entre horas. Recuerda que no sólo puedes tomarla como postre. Te ofrece muchas posibilidades como ingrediente estrella ¿Has probado la sandía a la barbacoa en una tosta de aguacate y queso crema? O ¿quizá te apetezca más un ceviche con sandía?. Puedes incorporarla a cualquier receta baja en calorías y las convertirás en un delicioso bocado.

Fortalece los huesos

Contiene una cantidad significativa de calcio, componente esencial para mantener dientes y huesos saludables. Además, la vitamina C que contiene ayudará a la absorción del calcio.

Por tanto, comer sandía ayuda a prevenir la osteoporosis y otras enfermedades relacionadas con los huesos. Esta fruta es perfecta en niños porque les ayudará a crecer de forma sana y a los más mayores para mantener la salud de los huesos en forma

Ayuda a las digestiones

La gran cantidad de fibra que contiene la sandía ayuda a regular el sistema digestivo, a prevenir el estreñimiento y a reducir los riesgos de enfermedades digestivas. Es perfecta cuando nos sentimos hinchados después de una comida copiosa y nos ayudará a desintoxicar el cuerpo.

Desayunar sandía es perfecto para empezar el día activando el sistema digestivo y mantenerlo activo durante todo el día.

Propiedades antiinflamatorias

Contiene licopeno que, junto a la vitamina C, ayuda a reducir la inflamación. Te puede parecer que la sandía contiene ingredientes mágicos y la verdad es que nada tiene que ver con la magia sino con todo lo bueno que la naturaleza tiene que ofrecernos. Y es que aportar al cuerpo ingredientes naturales ayudará a una mejor asimilación de los nutrientes.

Hará que tu corazón lata fuerte

La sandía es baja en grasas y colesterol lo que la convierte en una opción saludable para el corazón. Además, su contenido de potasio y magnesio te ayudará a regular el ritmo y presión arterial evitando enfermedades cardiacas. Y es que con las sandías tu corazón latirá al mejor ritmo y estará en plena forma.

Si además le sumas algo de ejercicio y hábitos saludables estamos seguros que tu corazón te lo agradecerá.

Mejora la salud de la piel

Tiene una gran cantidad de antioxidantes que ayudará a mejorar la salud de tu piel y protegerla de los dañinos radicales libres que pueden causar daño celular y envejecimiento prematuro, sin olvidarnos que ayuda a mantener el bronceado del verano durante más tiempo.

Proteger tu piel es clave para evitar futuras enfermedades. Y es que consumir esta fruta hará que tu piel se vea más sana.

Ayuda a prevenir el cáncer

El licopeno que contiene la sandía está relacionado con la prevención del cáncer por su aporte antioxidante, ya que ayuda a reducir los riesgos de cáncer de próstata, mama, pulmón y colon. Recuerda tener una vida saludable. No olvides hacer deporte, no fumar, comer siempre sano, tener buenos hábitos etc y podrás vivir más y mejor.

Los beneficios de comer sandía toda la familia

Como puedes comprobar la sandía es una fruta muy saludable que ofrece una serie de beneficios para la salud. Desde su capacidad para mantener el cuerpo hidratado hasta su capacidad para prevenir enfermedades crónicas. Además, no podemos olvidar que es la fruta preferida de toda la familia. Escuchar el ruido que hace cuando se abre una sandía es sinónimo de “está buena” Y probarla es sinónimo de disfrutar en todas sus versiones.

Porque en Sandía Fashion nos tomamos muy en serio cada una de nuestras sandías. Queremos que lleguen perfectas a tu casa para que puedan, no solo darle sabor a tu vida, sino también para que puedan ayudarte a mejorar tu salud. Un producto 100% natural que acompañará a todos los miembros de la familia aportando todos los beneficios de una fruta refrescante y ayudando a mantener y mejorar la vida de nuestros consumidores.

Es una opción nutritiva y deliciosa para incorporar siempre en tu dieta. Así que la próxima vez que tengas sed o necesites un snack saludable, elige Sandía Fashion. Tu cuerpo, y tu salud, te lo agradecerá.