¿Por qué comer sandía?

Por todos es sabido que la fruta es un alimento saludable que debemos tener en cuenta en nuestra dieta diaria. Desde Sandia Fashion te damos algunas razones por las que deberías incluir la sandía como parte de tu alimentación y en las que iremos profundizando en siguientes publicaciones. Conocer sus propiedades y beneficios es el principal paso para quererla aún más 😉 y contar con ella en nuestra mesa.

La Sandía destaca entre las frutas por su elevado contenido en agua, más del 90%. Un consumo regular de agua contribuye a mantener las funciones físicas y cognitivas normales, equilibrando nuestro organismo.

Además de su gran contenido en agua y bajo aporte calórico, la sandía aporta a nuestra dieta calcio, fósforo, magnesio, potasio, hierro y vitaminas C, A, B1, B2 y B6. A esto hay que sumarle su alto contenido en fibra que la hace ideal para cuidarse, favoreciendo el tránsito intestinal, protegiendo la flora y eliminando del organismo los ácidos perjudiciales. Todos estos elementos la convierten en una fruta perfecta para toda la familia.

¿Qué tiene de especial la sandía?

Su fórmula mágica la completan el Licopeno y la Citrulina, dos elementos que le otorgan un plus en nuestro cuidado.
Numerosos estudios científicos y epidemiológicos, avalan las propiedades beneficiosas del Licopeno para la salud y relacionan directamente la importancia de la inclusión de este elemento en la dieta, con la prevención de enfermedades cardiovasculares (ECV) y la reducción de la probabilidad de desarrollar procesos cancerígenos.
La Citrulina es un aminoácido no esencial, precursor metabólico de la Arginina (aminoácido esencial), que está relacionado en los procesos de disminución de la fatiga y recuperación después de la práctica deportiva.

Ahora más que nunca, cuida tu alimentación y la de los tuyos. ¡Qué nada te pare!

No lo decimos nosotros, lo dice la Organización Mundial de la Salud: una dieta equilibrada debería incluir entre 2 y 3 piezas medianas de fruta al día, que complementar con dos raciones de verdura en las dos comidas principales.