MENÚ

Vitamina D para el cuerpo… ¡y las sandías!

Vitamina D para el cuerpo… ¡y las sandías!

España es reconocida por una lista interminable de cosas a nivel internacional, una de ellas es tener el primer puesto como exportadores de sandías a nivel mundial, y para nosotros, un orgullo.

Desde 2018 se exportan más de 870.000 toneladas de sandía, así que Sandía Fashion®, ¡está por todo mundo!. Por eso, con más responsabilidad y compromiso que nunca, debemos saber cómo cuidar nuestras plantas ahora que comienza la época de calor. Estos son algunos de los tips para conseguirlo.

A partir de este tiempo primaveral, cuando empiezan a subir las temperaturas, la reina de las frutas del verano, nuestras Sandías Fashion®, sacan el máximo desde primera hora de la mañana, con 10 ºC y con la humedad que roza el 90%. Rápidamente se alcanzan los 30 y 40 grados, y aunque esto ayuda al crecimiento y desarrollo de la planta, sin un cuidado de riego óptimo, la mata de sandía podría verse afectada, provocando pérdidas de entre un 15 y un 50% en determinados cultivos.

Otro aporte imprescindible para recolectar las mejores sandías es que estén muy bien polinizadas. La mejor forma de conseguirlo es priorizando la presencia de insectos, como abejas y avispas. Un ecosistema con mucha vegetación y acceso al agua favorecerá a nuestras plantas.

Sabemos lo afortunados que somos al tener una tierra tan rica en minerales y por eso, nuestra sandía lleva mucha ventaja: gracias al trabajo diario con las plantas, evitamos quemaduras y otros daños que puede causar el sol durante la época de verano, además de la posible deshidratación por la evaporación del agua.

A través de los difusores de los cultivos, se difumina la luz para evitar el estrés por calor. Con esto logramos que el aspecto de nuestra fruta mejore, ya que obtiene un color más vivo y brillante, y un tamaño más homogéneo… y apetitoso a simple vista, porque sí, aquí el tamaño importa.

Ya sabemos que todo en exceso es malo, por eso en Sandía Fashion® controlamos todo en su justa medida. Así, jamás podrás cansarte de la época veraniega: sol, mar, ¡y mucha sandía!